Juan Antonio Bayona y Ewan McGregor, director y protagonista de “Lo imposible”

| 11/10/2012 | 43 Replies

Lo imposible

“Me interesaba transmitir una experiencia emocional más que racional”

2012/10/10

uan Antonio Bayona y Ewan McGregor presentaron Lo imposible en el Festival de San Sebastián. La película llega ahora a la cartelera española y si algo no se le puede negar es audacia y ambición. La de una película española poderosa y arriesgada.

Bayona se encargo de dejar claros desde el principio sus intereses. “Lo que me interesaba era transmitir una experiencia emocional más que racional porque es lo que vivieron estos personajes. No tuvieron tiempo para pensar y la película en ese sentido transporta al espectador al centro del tsunami. Tampoco quería centrarme en qué sentido tenía porque a ellos nadie les dio explicaciones. Quizá al final algo te haga pensar pero sin dejar de ser algo puramente sensorial”.

Ewan McGregor, con poco más de 40 años, compartió premio Donostia con ilustres veteranos como Dustin HoffmanJohn TravoltaTommy Lee Jones y Oliver Stone. El actor escocés reconoce que “es un verdadero honor. Recuerdo mi paso por San Sebastián con Trainspotting y Moulin Rougey sentí una ola de emoción y alegría inmensa por parte del público. Es muy especial. Y aunque no sabía que la edad importara, he trabajado mucho (risas)”.

En este momento, parecía obligado preguntar a Juan Antonio Bayona por qué eligió a McGregor. “Entró en los planes desde el principio. Quería alguien cercano con el que resultara fácil empatizar. Tiene una carrera más arriesgada o más europea, si se puede decir así, y me parecía interesante darle un papel distinto como hicimos con Belén Rueda, a la que nadie había visto en un personaje como el de El Orfanato”.

McGregor es una estrella en Hollywood y por eso teníamos interés por las razones que le movieron a decir que sí aBayona

“Por un lado, el guión. Excelentemente escrito con una sencillez y una honestidad que no había visto antes. Por otra, quería interpretar a un padre, porque hasta ahora no he hecho ninguno o por lo menos no completamente. Yo soy padre y me parecía algo bonito interpretar pensando también en mi familia y mis cuatro hijos”.

La película supone un salto en el cine español que se atreve con producciones grandes (30 millones de euros), con un equipo del país y con parte rodada en Alicante, en los estudios de La Ciudad de la Luz. En inglés y con estrellas internacionales.

“Tanto El orfanato como Lo imposible –dice Bayona- se hicieron con el dinero que necesitábamos. Es una película complicada pero había algo en ella que no nos hacía dudar. Es verdad que los 30 millones que ha costado es mucho para una película española y es muy poco para una producción de este tipo”.

Escena Lo Imposible

Y sobre el tema del inglés y del reparto internacional, Bayona lo tiene claro: “Lo cierto es que la primera versión del guión fue en español pero el 80% de los diálogos eran en inglés y evidentemente en el mercado es más fácil conseguir ese dinero si es en inglés. De todas formas, la experiencia [el tsunami] no fue protagonizada sólo por españoles. No pensábamos que tuviésemos que hablar de nacionalidades, ellos al final quieren volver a casa”.

“A mí sí me parece una película española –apostilla McGregor– a pesar del presupuesto y de que el reparto no sea español. Se ve como española y me parece que representa bien al cine español en un mercado más amplio. Parte importante para que la película funcione es lo convincente que resulta el grupo, más que un personaje es la familia. Supongo que fue difícil, sobre todo, por tener que dirigir niños”.

Y la referencia de McGregor a la familia le interesa a Bayona, que remacha: “la película cuenta la historia de una familia pero en realidad cuenta todo lo que sucedió allí. María Lucas nos cuentan el shock de la ola y la dimensión de la tragedia. El padre se centra en la búsqueda, inconsciente incluso. Maríanos dice en la certeza de la muerte lo incierto que es vivir. Todos lo afrontan de manera distinta porque los caracteres son muy diferentes. Aunque el que os puede hablar bien del trabajo con los chicos es Ewan, que además deSergio (el guionista Sergio García Sánchez), fue uno de los coaches para los niños.

“Era difícil –comenta McGregor- porque yo era el último que estaba con ellos justo antes de girar la cámara. Les animaba y les decía que tenían que estar tristes para la escena, ¡seguro que pensaban que era un amargado! Pero son unos niños brillantes. Tom (Holland) lleva la película de forma fantástica, es su película. La lleva sobre los hombros, yo le miraba maravillado. Por eso funciona la familia, porque el trabajo es fantástico”.

Álvaro Flórez

Category: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

HTML tags are not allowed.