Beginners (Principiantes)

| 08/07/2011

Complejo e irregular drama amoroso que mezcla elementos de cine indie con la sitcom televisiva. ***

BEGINNERS, 2010 País: España Dirección y Guión: Mike Mills Fotografía: Kasper Tuxen Montaje: Olivier Bugge Coutté Música: Roger Neill, Dave Palmer, Brian Reitzell Intérpretes: Ewan McGregor, Christopher Plummer, Mélanie Laurent, Goran Visnjic 105 m. +18 años (temática, sexo, lenguaje) Distribuidora: Universal Estreno: 8.7.2011

Entre el conflicto y el discurso

Oliver tiene treinta y tantos y es un chico bas­tante raro. Dibujante de prestigio, habla con su perro. No supera la muerte de su padre, que salió del armario a los 75 años, después del fallecimiento de su mujer con la que había estado ca­sado casi medio siglo.

Mills escribe y dirige una cinta deliberadamen­te extraña desde el punto de vista visual y na­rrativo. Se alternan pasajes experimenta­les con situaciones de manual televisivo. ¿El re­sul­tado? Una película muy desigual, o mejor, dos películas de muy diferente calidad unidas por un nexo frágil. Prin­ci­piantes cuenta una in­teresante historia de amor imposible -o no tanto- protagonizada por Oliver y una misteriosa actriz (excelentes y con­juntados McGre­gor y Laurent), y otra histo­ria de tolerancia y defensa de la homosexuali­dad protagonizada por el padre de Oliver y su joven novio.
La primera es una historia difícil y confusa, aunque muy real e identificable. Los dos jóvenes se mueven entre traumas, secretos e incapacidades. Son principiantes. Tienen mie­do a sufrir, y el temor de que las cosas no funcionen bien les pa­raliza. Frente a la complejidad de esta tra­ma, la protagonizada por el padre resulta po­co convincente: un anciano casado con una mujer durante más de 40 años sale del armario poniendo un explícito anuncio de contactos, rodeándose de jóvenes gays a los que conoce en bares y gim­nasios, y empezando una gozosa y tranqui­la relación con un hombre cuarenta años me­nor.

Todo este capítulo (bien interpretado por Chris­topher Plummer) es simplista. Si la rela­ción entre un hombre y una mujer -los dos solteros y atractivos- es difícil, el roman­ce entre un anciano gay que ha vivido to­da su vida con una mujer y un joven sensible no puede ser menos… En este tramo la película se torna discursiva y convencional en su factura.

El resultado final es irregular, muy desordenado, con un mensaje evidente -en cuestiones de amor todos somos principiantes- y otro de agenda oculta (muy transparente).

Ana Sánchez de la Nieta


Tags: , , ,

Category: Críticas

Comments are closed.

Popup By Puydi