Tenías que ser tú

| 25/06/2010

Amy Adams y Matthew Goode protagonizan una cinta que sorprende por su elegante clasicismo. ***

LEAP YEAR, 2010 País: EE.UU./Irlanda Dirección: Anand Tucker Guión: Deborah Kaplan, Harry Elfont Fotografía: Newton Thomas Sigel Montaje: Nick Moore Música: Randy Edelman Intérpretes: Amy Adams, Matthew Goode, John Lithgow, Kaitlin Olson, Adam Scott 100 m. +12 años Distribuidora: Universal Estreno: 25.6.2010 

Una comedia romántica como las de antes

Según una leyenda irlandesa del siglo V, el día 29 de febrero las mujeres pueden pedir la mano a sus reticentes prometidos. Los guio­nistas Deborah Kaplan y Harry Elfont le­yeron esta noticia en internet y pensaron que podía ser un buen arranque para una co­media romántica. Anna es una decoradora metódica a la que le gusta tener orden en su vida. Como su novio no da el paso, decide declararse ella el 29 de febrero. El proble­ma es que viajar a Dublín será una carrera de obstáculos. Y el peor de los obstáculos se­rá un tosco hospedero con una visión de la vida muy diferente a la de Anna.

Anand Tucker había demostrado ser un co­rrecto realizador en Hillary y Jackie y Shop­girl. Su tercera película es una comedia romántica tan clásica y poco original co­mo eficaz. En el ritmo, en el tono, en los diá­logos, la cinta recuerda a las comedias ro­mánticas de antes, ésas en las que dos per­sonajes se enamoraban, se enfadaban y se separaban para después terminar juntos. Ésas que apoyan la comedia en la répli­ca ingeniosa y que juegan con el equívoco sin caer en la falta de sutileza (porque ante to­do valoran la elegancia). Ésas que no aspi­ran a permanecer en la retina de nadie, só­lo a entretener y hacer pasar un buen ra­to, que no es poco. Y, sobre todo, ésas que no tienen ni medio interés en parecer trans­gresoras porque no lo son. Ni en el fon­do ni en la forma. De hecho, Harry Elfont no tiene empacho en señalar que la co­media defiende ideas quizás algo trasnocha­das: “La idea que tiene Anna de que pode­mos controlarlo todo y dirigir nuestra vi­da es muy actual, pero hemos intentado ser un poco más anticuados. No se puede planear todo, la vida debe seguir su curso si se quie­re ser feliz”.

Para su apuesta, Tucker ha contado con dos talentos seguros para la comedia román­tica: Amy Adams, en un papel que tiene ya dominado, y Matthew Goode (Re­tor­no a Brideshead, Un hombre soltero), que bor­da un personaje diferente a los que había interpretado antes (su perfecta dicción le había encasillado hasta ahora en papeles de rico, noble o sencillamente pijo).

Como remate, la cinta tiene unos paisajes ir­landeses bellísimos y bien fotografiados.

Ana Sánchez de la Nieta


Tags: , , ,

Category: Críticas

Comments are closed.