The fighter

| 04/02/2011

Christian Bale es lo más destacado de esta película correcta, con un buen reparto y una historia emotiva de superación que aspira a Oscar. *** ½

THE FIGHTER, 2010 País: EE.UU. Dirección: David O. Russell Guión: Scott Silver, Paul Tamassy, Eric Johnson Fotografía: Hoyte Van Hoytema Montaje: Pamela Martin Música: Michael Brook Intérpretes: Mark Whalberg, Christian Bale, Amy Adams, Melissa Leo, Jack McGee 115 m. +16 años (temática, violencia, sexo incidental) Distribuidora: Paramount Estreno: 4.2.2011 

Omnívoro Christian Bale

La película cuenta la verdadera historia de Micky Ward, un boxeador que llegó a ser uno de los grandes en los 80 gracias a la ayu­da como entrenador de su hermano y bo­xeador Dicky (Christian Bale), que nunca alcanzó la gloria en el ring por sus coque­teos con las drogas.

Desde su primera intervención haciendo de aventurero adolescente en la obra maestra de Spielberg, El imperio del sol (1987), Chris­tian Bale es uno de esos actores que ha ido ganando personalidad gracias al matiz de su magnífica voz y una buena selección de sus personajes (El caballero oscuro, El tren de las 3.10). No es de extrañar que en los próximos meses este actor de Gales es­trene cinco películas con directores tan pres­tigiosos como Christopher Nolan, Te­rren­ce Malick o Zhang Yimou. Por el papel de The fighter ya ha ganado el Globo de Oro al mejor actor secundario y dudo mucho que no se lleve el Oscar.

Me entretengo tanto en hablar de Chris­tian Bale porque su presencia absorbe todo lo demás. Su personaje tiene una intensidad y un dramatismo que hace que todos los demás conflictos (incluido el del protago­nista, Mark Whalberg) resulten demasia­do anónimos. En el fondo, es lo que suce­día, aunque en menor medida, con la apa­rición de Evan Rachel Wood al final de El luchador: todo lo demás estaba a una distan­cia enorme.

Aquí sucede algo parecido con un romance que no llega a tener la fuerza necesaria, por­que el personaje de Amy Adams se queda corto de recorrido. Lo mismo sucede con una irreconocible Melissa Leo (sí, detrás de ese pelucón rubio se esconde Melissa Leo), que interpreta a una madre coraje menos con­seguida que la que interpretó en Frozen ri­ver.

Aun así, la película mantiene el interés y tie­ne personalidad visual, especialmente en las escenas que resumen el infierno personal de Dicky.

Claudio Sánchez


Tags: , , , , ,

Category: Críticas

Comments are closed.

Popup By Puydi